La tecnología de reconocimiento de voz de Vócali, un avance singular en el campo sanitario

La empresa Vócali, socia de TICBioMed, dedicada al desarrollo y aplicación de la tecnología de reconocimiento de voz, está logrando importantes resultados en el ámbito sanitario, en concreto, en los hospitales, donde se utiliza esta tecnología que está beneficiando tanto a médicos y personal administrativo como a pacientes.

La jefa de Sección de Anatomía Patológica del Hospital Morales Meseguer, Asunción Chávez, está aplicando el reconocimiento de voz a su trabajo diario y afirma que le está permitiendo “disminuir los tiempos de transcripción de informes anatomopatológicos, ya que se puede estar diagnosticando al microscopio y simultáneamente dictando el diagnóstico”, además, según relata, “el mismo patólogo corrige los posibles errores de transcripción, lo imprime y valida, con lo cual, en un sólo paso el informe está a disposición del clínico”.


Por tanto, esta tecnología disminuye el tiempo de diagnóstico, y simplifica el circuito de transcripción de informes, mientras que antes “en nuestro servicio el patólogo dictaba las descripciones macroscópicas, que eran transcritas al día siguiente por las secretarias; una vez diagnosticado el caso, volvían a dictar el diagnóstico, que era de nuevo transcrito por las auxiliares administrativas de nuestro servicio. Posteriormente, regresaba al patólogo para su corrección y firma, pasando de nuevo a nuestras auxiliares en secretaría, que los cerraban e imprimían, momento en el cual los clínicos podían tener el resultado del estudio”. Así que “esta tecnología ha disminuido entre uno y dos días la emisión de nuestros informes”, asegura Chávez, quien apunta que esa reducción de los tiempos beneficia igualmente a los pacientes porque sus informes llegan antes a los médicos que los han pedido.


Asimismo, las mejoras obtenidas con la tecnología de Vócali también redundan en la valoración de la calidad de los servicios de Patología.


Por tanto, en un paso más, añade que esta tecnología “ha habilitado una nueva función que permite el dictado de las descripciones macroscópicas utilizando un pedal para realizar nuestras descripciones, según una metodología que siempre hemos utilizado, sin necesidad de tocar nada con los guantes”.


Para Chávez, la aplicación de esta nueva herramienta requiere un cambio de hábitos en el trabajo, una motivación adecuada y una curva de aprendizaje que provoca una progresiva mejora en la calidad del reconocimiento de términos clínicos por el sistema de reconocimiento de voz. “Se trata de una tecnología fácil de aplicar, pero es cierto que requiere un esfuerzo inicial por parte de los patólogos para responsabilizarse de la transcripción de informes, tarea hasta ahora realizada por otros profesionales de nuestro servicio”, explica esta patóloga, quien también aconseja a los patólogos que “prueben esta tecnología y se acostumbren a utilizarla en su rutina diaria porque les facilita y mejora su proceso diagnóstico, disminuye los tiempos de demora y libera de trabajo a las auxiliares administrativos de nuestros servicios, con un mínimo incremento de los tiempos de trabajo de los patólogos”.


Tras la puesta en práctica del reconocimiento de voz, Chávez valora “la posibilidad de hacer sustituciones de textos pre-formados, que se escriben automáticamente al dictar un código previamente establecido y que disminuye el tiempo de dictado y homogeneiza nuestros diagnósticos”.



Fuente: MurciaEconomía