Copcar logra la marca CE para su sistema que avisa de infartos

Nuestros socios de Copcar, Control de Pacientes de Alto Riesgo, acaba de obtener el sello marcado CE, por lo que en marzo empezará la comercialización de su sistema inteligente.

 

Este sistema detecta hasta ocho cardiopatías y puede evitar el fallecimiento en pacientes crónicos de alto riesgo cardiovascular, por sus mejoras predictivas en diagnóstico y por reducir en un 80% el tiempo que tardaría el paciente en recibir atención médica especializada.

 

Un total de diez hospitales, nacionales y europeos, así como aseguradoras médicas de referencia en Europa han mostrado interés en facilitar este servicios a sus pacientes.

La obtención del distintivo ha sido a la primera y con buenos resultados, lo que ha motivado las felicitaciones a la empresa desde el organismo internacional Kiwa Cermet, la entidad de certificación encargada de comprobar que la fabricación del sistema inteligente Copcar cumple con los estándares de salud exigidos por la Unión Europea para su comercialización en el continente.

 

Una vez obtenido el distintivo CE, la empresa procede en estos días a cerrar acuerdos con los centros especializados en control cardiológico y también con especialistas en cardiología que se encontraban a la espera de la obtención de este requisito, según explica Tomás Vicente Vera, cardiólogo, director clínico y socio de la start-up alojada en el Centro Europeo de Empresas e Innovación de Murcia (Ceeim), donde se instaló hace seis meses para lanzarse a la internacionalización.

 

Copcar consiste en un sistema de monitorización y control de pacientes cardíacos, a tiempo real, que interpreta la señal del corazón del paciente y determina la patología o accidente cardiovascular que está sufriendo, avisando a los servicios de emergencia de forma inmediata en caso de necesidad, sin que el paciente intervenga en el proceso. La alerta en tiempo real permite reducir los tiempos de respuesta ante un accidente cardiovascular a 17 minutos, al estar integrado con los servicios de emergencia, según explica Carlos Jiménez, director técnico de Copcar y socio fundador.

 

El sistema desarrollado permite a los enfermos crónicos llevar una vida normal, además de gozar de tranquilidad y protección. Ante cualquier percance, como arritmias graves o infarto de miocardio, los sensores, envían una señal por bluetooth a un teléfono inteligente que lleva incorporado el sistema experto y que está conectado a una central de vigilancia. A continuación se aplica un protocolo de atención médica de emergencia para enviar una ambulancia a la localización GPS del paciente, además de facilitarse el acceso del médico al historial clínico durante el desplazamiento.

 

¡Enhorabuena! 

 

Noticia original publicada en Murciaeconomía.com